"Entre las muchas maneras de combatir la nada, una de las mejores es sacar fotografías..." (Julio Cortázar)

Jüdisches Museum Berlin

Como un río metálico de caras todos estos rostros vienen hacia nosotros en el Jüdisches Museum (Museo Judío) de Berlín. Cada una de las chapas/caras es única y distinta de las otras, aunque, igual que las caras humanas, todas se parezcan mucho. El entorno de hormigón -pétreo, basto-, la luz natural, todo lleno de ecos (de voces no, porque los visitantes no hablan, no hablábamos, no podíamos hablar), el espectador puede, si lo desea, introducirse en el río de caras, porque son móviles. Al pisar entre ellas los ruidos metálicos se multiplican con el eco y parecen voces, gritos, que nos recuerdan lo que nunca debió suceder. Y allí están. Y nosotros mismos nos sentimos formar parte de ese río y discurrimos con ellas. Puede verse un album completo aquí: https://www.flickr.com/photos/lauro2/albums/72157657932526026

No hay comentarios:

Publicar un comentario